Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

sábado, 7 de noviembre de 2009

¡Eudaldo, Aurelio, Pedro y todos los demás! por Daniel Serrano Recio en París el 30-10-2009

¡ Eudaldo, Aurelio, Pedro y todos los demás !

Erase un noble caballero toledano, “ líder del pueblo” bien llamado,
Y en la Magdalena de su pueblo “Eudaldo” bautizado.

De trigos y viñas gran experto, de joven sin tregua araba, trillaba y sembraba,
Para total contento de su padre y familia.

Culto, valiente, en ratos libres y ocios, teatros y funciones musicales,
Discursos y luchas campesinas, sin descanso allí animaba,
Apasionado por Artes y Justicia.

¡ Llegó aquel verano de brasa, y malhadado,
En que tan largas y revueltas fueron las vacaciones !

Eudaldo, el noble caballero de rubios trigos nutrido, con letras y poemas embelesado,
En Porlier recluso hasta el año 41,
Con sus amigos torreños de rebelión convictos,
Por las tardes soñaba con la era de trigo, la trilla y La Barrera,
Con su casa con el granero lleno.
¿ Quién llevaría los granos a moler?
¿ Quién llevaría las vacas a pacer?
¿ Volverían su madre Mercedes y su hermano Daniel, recluso en Yeserías, a tirar a los vientos en el corral chinitas, otra vez, para conjurar funestas tempestades?
¿ Volvería a oír sus cantos y refranes, de su pueblo riqueza inaudita?
¿ Volvería a hacer de “Juan José”, con Rosa, su enamorada, el romántico y trágico papel, volvería a reírse al oír a su amigo improvisar papeles cuando se le olvidaban, en el teatro “Arniches”?

¿ Qué sería de España fuera del siniestro Porlier?

“¡ Tú, Daniel, tú, saldrás! Tú, ¡ nos vengarás ¡”

Amigos, hermano, no os vengué.
Por eso llevo esa deuda con vosotros todos, la llevo hasta el final.
No sé escribiros poemas ni pedir amnistías. Nada tenéis que haceros perdonar.
Sólo pido y digo a los jóvenes : “ ¡ Recordad ¡ ¡ No murieron en balde, recordad ¡”

¡ Eudaldo, Aurelio, Pedro y todos los demás !

Daniel Serrano Recio, París, 30-10-2009

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal