Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

viernes, 24 de septiembre de 2010

Muñoz Molina o el devenir del típico académico converso

Federación Foros por la Memoria

Muñoz Molina o el devenir del típico académico converso
Emilio Silva. Quitándole el fuego a los dioses, - 24 Septiembre 2010 .Un ejército de pontificadores de la historia sin buenos y malos se ha despertado para defender la imagen embellecida de la transición a la democracia


Última intervención del escritor y académico de la lengua española, Antonio Muñoz Molina, en el Hay Festival de Segovia. Hace varias semanas que lanza su discurso en la misma dirección y me doy cuenta de que los exaltadores del mito de la transición, los que ocultan que la transición a la democracia en España se hizo durante la Segunda República, tienen en él a un sumo pontífice.

Le oigo, le leo, le escucho decir que ya está bien de hablar de la guerra civil, que es demasiado, un exceso, casi una perversión. Y si me fijo, si atiendo, si escudriño cómo habla de los desmanes de quienes buscan en el pasado la reparación del presente, y observo atentamente, veo que lleva bajo el brazo su última novela. Y entonces conecto, deduzco, reflexiono y no entiendo tanta incoherencia salvo que se trate de una labor política, idílica, académica. ¿Cómo puede afirmar que se habla demasiado de la guerra civil y acabar de publicar una novela sobre la guerra civil?

Un ejército de repartidores de demonios, de pontificadores de la historia sin buenos y malos se ha despertado para defender la imagen embellecida de la transición a la democracia. Lo hacen porque con esa transición el viento les ha soplado de cola. Lo hacen porque son agradecidos y desde posiciones más o menos progresistas hablan de los dos bandos, de los dos daños, de los dos demonios.

Lo más significativo de la intervención de Muñoz Molina es su frase de despedida, de advertencia con reminiscencia de amenaza: “Cuidado con juzgar a personas que han vivido en circunstancias mucho más difíciles que las nuestras”. ¿Cuidado de qué? Con ese planteamiento no podríamos juzgar a Hitler ni a la mayoría de quienes han cometido delitos contra la humanidad. ¿Quizá eso quiere decir que en circunstancias difíciles los golpes de Estado, las dictaduras y las violaciones de derechos humanos no son juzgables o están justificadas?

http://www.emiliosilva.org/?p=1187

Etiquetas: , ,

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

No se trata de juzgar. Creo que el juicio no es el centro de este debate. Yo lo sitúo- y es algo personal, falible,claro- en contrapesar 40 años de olvido, y bastantes de prisiones,sangre,desdenes,ninguneo. Debe quedar claro que hay cosas que no pueden volver a suceder, un poco según reza en la placa del campo de concentración de Austerlitz. Y sí es preciso decantarse con respeto por los perdedores. Aunque sea para acercar sólo un poco a su punto justo uno de los platillos de una balanza que rompieron , y de qué manera, los golpistas y quienes le sucedieron.
No. Creo que hay que hacer concesiones ( y de esto saben más de los que menos se habla), pero no regalar el olvido ni la ignorancia deliberada bajo el fácil " ya pasó" o no juzguéis, que no estuvisteis allí más o menos edulcorado. Además es imposible. De ese modo , no es que las heridas cerrasen en falso sino, lo que abarca a más de una o dos generaciones, amputaríamos irreversiblemente una parte de la historia reciente de esa indeterminación llamada España. y aquí implicamos realidades más o menos próximas como las generaciones futuras,y su derecho al conocimiento y al reconocimiento de su patria ( así como suena)y de qué es eso de ser español/a.

Por eso, aunque cueste más que conseguir la aquiescencia de quienes bien establecidos nunca son partidarios de revisar a fondo nada, evitemos caer en el tan manoseado " yo corrí delante de los grises", bandera de pocos que tal vez corrieron poco y venden mucho y en alza ( la carrera,digo) exigua entonces, bendecida desde entonces, que ya hace mucho también de la transición.Que me dejen tratar de comprender mejor mi pasado reciente y contribuir a que lo puedan comprender mejor aún quienes me sucedan.

antonio jose villalba fernandez

27 de septiembre de 2010, 6:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal