Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

sábado, 28 de febrero de 2009

EL TUNEL DE LA RISA por ANTONIO SANCHEZ-MARIN ENCISO

T Ú N E L D E L A R I S A

En mi deseo de recuperación de la dignidad de la República, pisoteada por quienes la denigraron para justificar su criminal atentado contra ella, aún hoy hay por desgracia muchos que se consideran herederos de aquella victoria, quiero exponer muchos de los logros maravillosos de aquellos hombres y mujeres que la hicieron posible.
Prieto, a la sazón Ministro de Fomento, inició muchos proyectos, recordaba la actual Ministra del Gobierno en la inauguración de un busto a este insigne socialista, que marcaron el siglo XX, entre ellos la transformación del sistema ferroviario y la reordenación de la red en las principales capitales de España, incluida Bilbao.
Entre estos está la construcción del el túnel ferroviario, que transcurre en la actualidad entre las estaciones de Atocha y Chamartín y que se ha denominado “históricamente” túnel de la risa. Esta denominación parece provenir de la década de 1930. Entonces, el tubo de la risa era una atracción de feria consistente en un cilindro de unos 2 metros de diámetro y 4 de longitud, convenientemente acolchado por dentro como las celdas de los manicomios, que giraba como el tambor de una lavadora con la gente dentro (seguramente los feriantes sacaban más dinero con las monedas que se caían de los bolsillos de los "usuarios" que con las entradas que les cobraban) y que provocaba la hilaridad de los madrileños. Así cuando el ministro Indalecio Prieto (del PSOE) comenzó a construir el túnel Atocha-Chamartín en 1933, la prensa de derechas satirizó las obras y las bautizó como "tubo de la risa" y "el Metro de don Inda", nombres que pervivieron hasta mucho después de terminarse las obras del túnel siendo vigentes hoy en día. En su época, fue tan discutida la construcción, que incluso formó parte de los discurso de J.A. Primo de Rivera: ....Y que nos han minado Madrid con un tubo que se llama el tubo de la risa, pero que quizá sea una vez más el tubo de la afrenta, porque va a servir para que pasen por debajo de nuestra Península, hacia trincheras que no nos importan, las tropas coloniales de cualquier país vecino.....” Discurso en Cádiz, 12 de noviembre de 1933.
El túnel, que serviría para enlazar Atocha con la futura estación de Chamartín, comunicando así los trenes del norte con los del sur inició su construcción y la Guerra Civil interrumpió las obras. Tras este paréntesis (1936-1939) se reanudaron pero las obras no finalizaron hasta 1967 (más de treinta y cinco años de construcción), por ello se mantuvo el apelativo, con más razón debido a la tardanza en finalizar. Junto con el túnel se construyeron la estación de Nuevos Ministerios por Zuazo en 1932 y la estación de Madrid-Chamartín, la cual tuvo su origen en el Ferrocarril de Madrid a Burgos, iniciando su construcción en el año 1928. Las primeras obras del ferrocarril en el entonces pueblo de Chamartín de La Rosa se iniciaron durante el bienio de Azaña, en 1933, al abrirse la boca del túnel que debería conectar con Atocha, y hacerse una pequeña explanación para una estación de paso de la línea de enlace con Fuencarral y la línea del Ferrocarril del Norte en Las Matas-Clasificación.
Este apelativo de “túnel de la risa”, que en la actualidad olvida su anterior origen, parece haber sido retomado hoy día con la construcción del nuevo túnel de Cercanías así como con el futuro enlace para el AVE entre Atocha y Chamartín.Es todo una muestra más de la visión que tuvieron aquellos hombres de la República, que incluso vislumbraron obras que se están haciendo realidad en la actualidad

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal