Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

viernes, 14 de agosto de 2009

Si el Estado de Derecho da por buenos los juicios sumarísimos, este Estado de Derecho se asienta en una herencia jurídicamente podrida"

Antonio Romero: "es más pesado para los fusilados por el franquismo la no anulación de sus juicios que las toneladas de tierra que los cubre"
00:03h. del Martes, 11 de agosto.

laRepublica.es


En una dura carta abierta remitida ayer por el Coordinador de la Red de Municipios por la Tercera República, Antonio Romero, al Presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, le reprocha la no anulación de los juicios franquistas, y le recrimina que se limite a "dar certificados de buena conducta a los descendientes de los héroes que lucharon por la legitimidad republicana".


Romero recordó, en el aniversario del fusilamiento de Blas Infante, que "en aquellos días los generales golpistas junto a los falangistas organizaban ’sacas’’ en todos los pueblos y ciudades donde triunfó la sublevacion fascista y fusilaban a los representantes de las instituciones republicanas, a los militantes de los partidos de izquierda, de los sindicatos y a los simpatizantes de la República". El líder republicano recuerda que se asesinaba sin juicios previos, para más tarde celebrarse farsas de juicios sumarísimos sin derecho a la defensa y sin ninguna garantía.


Romero pone el ejemplo de Blas Infante - padre de la patria andaluza - sobre quien pesa una condena dictada el 4 de mayo de 1940, cuatro años después de su asesinato.


"Con estas sentencias el franquismo quería dar cobertura jurídica al golpe al tiempo que aceptaba un régimen fascista", señala Antonio Romero, quien reprocha al Gobierno que no anule los juicios franquistas, al igual que ha hecho Alemania con los juicios nazis.


Romero asegura que si no se anulan dichos juicios, "la democracia actual se asienta en una malla de legajos con sentencias anegadas en sangre de los que defendieron a la Segunda República frente al golpe fascista".


"Es más pesado para la memoria de los fusilados el hecho de que las sentencias continúen en vigor, que las toneladas de tierra que les cubre desde hace 74 años en los olivares, cunetas y tapias de los cementerios de España", señala el Coordinador de la Red de Municipios por la Tercera República, quien asegura que si esta democracia reconoce a Blas Infante como padre d ela patria andaluza, y ello convive con una sentencia franquista que le condena, esta democracia "da vergüenza".


"Si el Estado de Derecho da por buenos los juicios sumarísimos, este Estado de Derecho se asienta en una herencia jurídicamente podrida. Si ustedes en el gobierno, señor Zapatero, sólo dan diplomas a los descendientes de aquellos héroes, esta democracia está enferma", recrimina Romero al Gobierno.


"Ni Blas Infante, ni Lluis Companys, ni García Lorca, ni los miles de hombres y mujeres del pueblo necesitan que ustedes les rehabiliten, ya les ha rehabilitado la historia, individual y colectivamente. ¿No serán ustedes, señores del Gobierno, los que necesitan una rehabilitación como demócratas?", finaliza.

Ver Foro del Artculo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal