Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

domingo, 19 de abril de 2009

Salud compañero en tu último viaje! Salud! Don Florián García Velasco "Grande", valiente guerrillero antifranquista.

El guerrillero antifranquista Florián García Velasco “Grande” ha muerto

Hoy, viernes, 17 de abril de 2009, sólo tres días después del
aniversario de la constitución de la República, ha fallecido Florián
García, quien desde 1946 hasta 1952 fuera el Jefe del 11 Sector de la
Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA).
Florián nació en Aldealcorbo, provincia de Segovia el 17 de diciembre
de 1916. Sus paisanos le hicieron un emotivo homenaje hace unos años
que tanto le reconfortó. Toda su vida fue una dura, tenaz y
consistente lucha por la libertad.
Comenzó su andadura laboral en el gremio de hostelería desde 1931
hasta el comienzo de la guerra civil. En 1933 se afilió a las
Juventudes Comunistas y en 1936 hizo su entrada en el PCE.
Durante la Guerra Civil perteneció a la 50 Brigada Mixta y más tarde a
la 5 Brigada de Carabineros, alcanzando el grado de Capitán. Al
finalizar la guerra le detuvieron en el Puerto de Alicante y fue
internado en un campo de concentración en el que permaneció 22 meses.
En 1942, en tiempos de la feroz represión de la segunda Guerra
Mundial, salió en libertad y se incorporó a la lucha clandestina en
Madrid durante tres años, siendo responsable de la organización de los
oficiales del Ejército Republicano que habían quedado en el interior y
que formarían la resistencia a la dictadura. En 1944 el PCE le
recomendó su paso a Valencia ya que la policía seguía sus pasos. Allí
desempeñó el cargo de secretario de propaganda del Comité Provincial
del PCE. Poco tiempo después, en 1946, se incorporó a la guerrilla de
Levante y Aragón. Fue Florián quien en 1952 consiguió, sin una sola
pérdida, evacuar a todo su contingente hacia Francia. La AGLA había
finalizado su cometido.
Franco reclamó su extradición en 1953 pero el gobierno francés rechazó
la petición, aunque procedió a expulsarlo del país.
Checoslovaquia le ofreció asilo en 1954 y se instaló en Praga,
trabajando como tornero en la fábrica Severoceska Armaturks hasta
1961 y como colaborador de la Delegación del CC del PCE en Praga hasta
1970, siendo ya miembro de la Federación Internacional de Resistentes.
Hasta 1977 trabajó en el boletín semanal Informaciones y Documentación
sobre España, editado por Ediciones Paz y Socialismo.
En 1978, tres años después de la muerte de Franco, regresó a España,
cuando le concedieron el pasaporte. Los guerrilleros, aún considerados
bandoleros, malhechores, bandidos y terroristas según la ley
franquista de 1947 contra bandidaje y terrorismo, fueron los últimos
en conseguirlo
Su compañera Remedios Montero “Celia”, compañera en la AGLA del 5
Sector, recuperó el contacto con Florián en Praga, después de ocho
años de cárcel. Decidieron unir sus vidas para siempre el 7 de
noviembre de 1966. Ahora ella le ha acompañado hasta la despedida
final.
Fue el Presidente de la Asociación AGLA, en recuerdo de la Agrupación
en la que habían combatido al franquismo, hasta que por decisión
propia le encomendó a Esperanza Martínez “Sole”, compañera de Reme en
la guerrilla, que ella asumiera el cargo de Presidenta. Florián decía
que él ya no se encontraba en condiciones.
Con Florián se va el guerrillero antifranquista que todos los
gobiernos desde la muerte del dictador han pretendido ignorar. Florían
no necesitaba reconocimiento moral, ese ya le tenía, no necesitaba que
el sistema democrático le otorgara un grado, ya era capitán con la
República, no necesitaba una pensión de caridad por toda su larga
lucha, ya tenía la de capitán. No necesitaba homenajes parlamentarios
testimoniales, ya tenía los que los ciudadanos le hacían sinceramente.
Lo que Florián necesitaba ya no lo tendrá, se habrá ido de este mundo
sin poder verlo. La equiparación del Ejército Guerrillero
Antifranquista con el Ejército Republicano sigue siendo la gran deuda
pendiente del sistema democrático con los últimos defensores de la
República.
Los guerrilleros que aún sobreviven te saludan en tu último viaje, en
nombre de todos ellos ¡Salud compañero!

Dolores Cabra
Secretaria General de AGE

Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal