Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

sábado, 18 de abril de 2009

XIV JORNADA PARA EL RECUERDO Panteón a los Caídos por la Libertad Espinardo-Murcia Edición 2009





XIV JORNADA PARA EL RECUERDO
Panteón a los Caídos por la Libertad
Espinardo-Murcia

Edición 2009

Pese al mal pronóstico meteorológico, la mañana lució espléndida, siendo la asistencia una de las más participativas y nutridas de los últimos años (71 personas). En esta edición no se cursó invitación a ningún partido político parlamentario con implantación en la Región de Murcia (PSOE e IU) ni a ninguno de los grandes sindicatos regionales, UGT y CC.OO, por sub traición a la Memoria Histórica Republicana y Antifascista. La única asociación política invitada y representada fue la Plataforma de Ciudadanos por la República RM.

Entre la montaña de ramos y centros florales, se distinguía el gran centro de rosas dejado el pasado 14 de abril por el PSOE-PSRM, única acción realizada por el órgano regional socialista hacia la Memoria Histórica, del que tengamos noticia desde el pasado año.

Destacamos la presencia de Pilar Juárez y Antonio García, presidenta y secretario de la recién estrenada asociación Memoria Histórica de Cartagena. Tomaron la palabra Antonio Zomeño, presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales; José A. Martínez Coy, del Foro Social de la RM; el representante de L'Ajuntaera pa la Plática el Esturrie y'el Escraculle de la Llengua Murciana, que realizó su alocución con un relato en panocho (dialecto huertano murciano); Arnaldo Tovar, hijo del Sargento Tovar (fusilado), denunciando la injusticia e inutilidad de la ley de la Memoria Histórica que no anula las sentencias; su hermano Andrés, que dió lectura al mensaje enviado por la guerrillera antifranquista Esperanza Martínez "Sole" y su esposo Manuel Gil (recibido con un fuerte aplauso). A sus noventa y dos años y pese al grave estado de salud de su esposa, estuvo presente José Fuentes Yepes (sentenciado a muerte y conmutado a 30 años de prisión), fundador de las JSE de la RM y presidente de honor de las JJSS-RM. Todos los presentes dedicaron un cariñoso aplauso para felicitar a Carmen Campos, hermana del alcalde republicano de Alhama de Murcia (fusilado) que cumplió ¡¡100 años!! el pasado 15 de abril (y que dice que no hay día que no se acuerde de su hermano) y finalmente, el espíritu de esta edición de la Jornada se concretó con la intervención del presidente de "Caídos por la Libertad", Floren Dimas, que díjo:


--------------------------------------------------------------------------------



Queridos socios, estimados amigos y amigas, gracias por estar aquí.



Después de catorce años de convocar este acto, ya está todo dicho sobre los motivos que nos convocan ante el Panteón de Espinardo, a los familiares de los republicanos murcianos asesinados por el franquismo. Estamos en el mismo lugar, nos impulsan los mismos sentimientos y presentamos las mismas reivindicaciones que cuando instauramos la Jornada para el Recuerdo, como un punto de encuentro y de reflexión en aquella primera Jornada en 1995.



Ha habido cambios en el panorama: mientras que por un lado nos han dejado varios compañeros y compañeras definitivamente, otros han llenado sus ausencias con su interés en la conservación de la Memoria. Mientras que en 1995 estábamos solo en toda España, hoy existen más de 150 asociaciones compartiendo nuestros objetivos. Lo único que permanece exactamente igual es que aquellas instituciones públicas, aquellas organizaciones políticas y sindicales murcianas, a las que entonces incomodaba que les pidiéramos implicarse en el rescate y conservación del recuerdo de las víctimas del franquismo y de lo que su Memoria representaba, siguen manteniendo ausente la Memoria en sus programas y objetivos, a pesar de algún esporádico y errático esfuerzo de algunos responsables, que más bien a título personal que otra cosa, se atrevieron a promover algunos gestos aislados y sin fuelle por falta de apoyo y sensibilidad en sus propias organizaciones.



Murcia es territorio comanche de la derecha y también, de la llamada “izquierda oficial”, la que ocupa escaños en los Parlamentos, despachos en las capitales y se sostiene gracias al dinero público. Una y otra han venido observándonos con miradas que, siendo diferentes, tienen las dos el mismo efecto: no apoyar la Memoria Histórica, abandonándonos y decepcionándonos, recluyendo al ámbito privado y familiar el culto a la Memoria de los Caídos por la Libertad de la Región de Murcia. La izquierda parlamentaria murciana y los grandes sindicatos, han terminado siendo cómplices del abandono de las víctimas del franquismo y de la Memoria Republicana y Antifascista.



Hace unos años, estuve en un acto en un pueblecito de los Pirineos franceses, en Buziet. Se conmemoraba el aniversario de la muerte de diecisiete maquis españoles exiliados en Francia tras la guerra civil, caídos en una emboscada tendida por los nazis en 1944. Además de algunos familiares de los guerrilleros, allí estaba el Sub-prefecto de Oloron-Saint-Marie, el alcalde de Buziet los alcaldes de dos localidades vecinas, el jefe de la gendarmería de Pau, varios oficiales del Ejército del Aire, diputados regionales, un grupo de Boys Scouts, un nutrido grupo de veteranos de las FFI, con sus banderas y condecoraciones.. y su excelente banda de cornetas y tambores (¡a su edad!) así como una nutrida representación de asociaciones memorialistas francesas de Pau, Oloron y Gurs. Torcí el gesto cuando los asistentes entraban en la iglesia para asistir a un servicio religioso dedicado a estos republicanos españoles. Fuera nos quedamos José Luís Pitarch (comandante de la UMD) y servidor, cuestionando lo de la famosa “laicidad” del estado francés, pero movidos por la curiosidad, decidimos entrar y nos encontramos con la sorpresa de una misa bilingüe, en donde en todas las plegarias, se exaltaba la nobleza de la causa de los maquis, y el reconocimiento de su sacrificio por la libertad de Francia. ¡Ya quisiéramos –me comentó sonriendo Pitarch a la salida- tener en España curas como estos!



Y es que sucede, amigos, que la Memoria de las víctimas por la Libertad, en estos países no se relega a la intimidad de las familias, si no que es asumida como parte de la cultura democrática de la sociedad. Nuestra lucha durante ¡catorce años! ha estado dirigida a que fuesen las instituciones, como sucede en estos países, las que liderasen estos homenajes.



¿Véis a algún miembro del gobierno murciano entre nosotros? ¿Algún alcalde, diputado o senador?, ¿alguien acierta a identificar al jefe de la Policía o de la Guardia Civil para honrar a sus colegas asesinados por el fascismo hace casi sesenta y tantos años? ¿Algún juez, algún vicerrector universitario para recordar a los jueces o profesores sacrificados por el fascismo? ¿Andará por aquí el rector de la Universidad de Murcia o el de la UCAM? ¿Quién ha divisado al Delegado del Gobierno? ¿Tal vez hay por ahí algún director de instituto que quiera recordar a los docentes fusilados por enseñar a los niños a ser libres?



No amigos, no los veréis porque para éllos, estas cosas son antiguallas. Para esta gente, como para el PP y no pocos de los dirigentes de las organizaciones de “la izquierda” murciana, nosotros solo queremos “remover cenizas”. Nos miran como algo incómodo, quizás porque agitamos ese pliegue de su conciencia que les dicta que la razón está con nosotros, aunque éllos no quieran aceptarlo por conveniencia o por cobardía. Tampoco veréis a ningún líder sindical, de esos que pregonan tanto su dedicación a la “clase trabajadora”. Ya tienen sus fundaciones atufando a naftalina, sus exposiciones de quita y pon, sus héroes fosilizados y sus ciclos de charlas para jubilados, pagado todo con fondos públicos -claro- con lo que ya se consideran cumplidos, aunque nosotros nos tengamos que enterar de estos eventos a toro pasado.



Delante nuestro, bajo tierra, descansan cientos de héroes anónimos: alcaldes, concejales, sindicalistas, maestros, artesanos, agricultores, abogados y jueces, militares y policías, mineros, jornaleros y pescadores, que en el frente o en la retaguardia, cumplieron con su deber al resistir al fascismo. Hasta ahora, siempre habíamos evocado semblanzas de civiles, pero esta mañana vamos a dedicar un espacio para hablar de los miltares. Ellos fueron las primeras víctimas de sus compañeros de armas, los militares golpistas, cuando no quisieron secundarles en su aventura homicida.



Aquí descansan los restos del Capitán de Artillería Antonio Martínez Pallarés, jefe de la batería de costa de “La Parajola”, quién en cumplimiento de su obligación, dirigió el fuego hasta hundir al “Castillo Olite” el 7 de marzo de 1939, enviando al fondo del mar a 1.900 soldados franquistas que se disponían a asaltar Cartagena. Como a todos nuestros Caídos, lo fusilaron por “rebelión militar”. Y así ha quedado sentado documentalmente: como un traidor hasta hoy mismo, al no haber en España un gobierno justo y valiente que ilegalice el franquismo, a los tribunales represores y anule todas sus sentencias. Aquí fusilaron al Coronel Joaquín Pérez-Salas, el héroe de Pozoblanco, que se descalzó cuando le apuntaban los fusiles para morir pisando la tierra española que tanto amó. En Espinardo le arrancaron la vida al Coronel Carlos Jiménez Canito, Comandante Militar de Murcia en 1936 y al Coronel de artillería Luis Cabanyes Mata, que aplastó la sublevación en la capital, al que se le negó su deseo de mandar a su propio pelotón de fusilamiento. O el Alcalde de Murcia, Fernando Piñuela, quién estando en capilla hizo gala de su ánimo inquebrantable diciendo a sus guardianes: “¡que cierren esa ventana que nos vamos a costipar!”. Bajo esas dos lápidas, hay cientos de anónimos y sacrificados mártires por la Libertad, cuyo trayectoria vital debería de enseñarse en las escuelas, y cuyo ejemplo servir de acicate para apreciar mejor los valores de la Democracia. Por eso nos produce un intenso dolor y una enorme impotencia, que los españoles desconozcan estas historias, estas auténticas vidas ejemplares.



Lamentamos que hoy no estén con nosotros grupos de alumnos de instituto con sus maestros, que no nos acompañen las autoridades civiles, las militares, los alcaldes, los diputados, los partidos y los sindicatos, compartiendo todos este momento de reconocimiento, recuerdo y homenaje a los héroes de la Democracia desde la sinceridad y el compromiso con la Recuperación de la Memoria.



Lo hemos intentado con todas nuestras fuerzas, pero no éllos no han querido. Seguimos donde estábamos hace catorce años: manteniéndonos fieles a su recuerdo y haciendo nuestro aquel sueño igualitario por el que vivieron y por lo que les asesinaron. Aquí estamos y aquí seguiremos.



En su memoria: ¡Viva la República!





--------------------------------------------------------------------------------






Tras un recuerdo para José Luís Sánchez Bravo, una de las últimas víctimas del franquismo cuyos restos descansan en el mismo cementerio, y tras una alusión de Floren Dimas señalando a Fraga Iribarne como corresponsable de estos crimenes, por formar parte del consejo de ministros presidido por Franco, que decretó unánimemente su sentencia de muerte, seguidamente los presentes se trasladaron al Panteón de las Brigadas Internaciones en donde se evocó la participación de los brigadistas Irlandeses, comunicando el reciente fallecimiento del último superviviente, Bob Doyle, fallecido la semana pasada. Realizada la ofrenda floral, se dieron por terminados los actos en el cementerio.



Posteriormente y en el restaurante acostumbrado, tuvo lugar la asamblea general ordinaria y extraordinaria, seguida de la tradicional comida de hermandad.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal