Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

martes, 30 de junio de 2009

La Iglesia vasca tiene memoria

Los obispos vascos reclaman a Rouco que 14 curas fusilados por Franco también sean mártires


El 28 de octubre de 2007 se celebró en el Vaticano la beatificación de 498 curas asesinados en 1936, entre los que fueron excluidos los sacerdotes fusilados por Franco.
D. BARCALA / J. BASTANTE - MADRID - 01/07/2009 08:00

"Purificar la memoria, servir a la verdad, pedir perdón". Ese es el título del mensaje publicado ayer por los cuatro obispos vascos para anunciar que el próximo 11 de julio celebrarán una misa en Vitoria en recuerdo de los 14 sacerdotes vascos asesinados por Franco entre 1936 y 1937. Estos sacerdotes no fueron incluidos por la Conferencia Episcopal entre los 498 religiosos víctimas de la violencia anticlerical de la Guerra Civil cuya beatificación solicitó la Iglesia española el 28 de octubre de 2007 en Roma.

Los obispos de Bilbao, Ricardo Blázquez y Mario Iceta; San Sebastián, Juan MaríaUriarte; y Vitoria, Miguel Asurmendi, anunciaron ayer el reconocimiento a los religiosos que "habiendo sido ejecutados por los vencedores, han sido relegados al silencio". "Deseamos prestar servicio a la verdad [...]. No queremos reabrir heridas, sino ayudar a curarlas o a aliviarlas.[...] Queremos pedir perdón e invitar a perdonar", señalan en lo que han llamado "un ejercicio de purificación de memoria".

La reflexión de los obispos sobre la memoria choca con las declaraciones que el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, hizo en octubre de 2007 al ser preguntado por los curas vascos asesinados: "Todos los asesinatos son condenables, pero no todos los asesinados son mártires".
Rouco pidió el olvido

El cardenal Rouco impulsor de la beatificación de los 498 "mártires del siglo XX" reaccionó el pasado 24 de noviembre ante la investigación de los crímenes del franquismo desde la Audiencia Nacional pidiendo el olvido: "A veces es necesario olvidar [...] para purificar la memoria".
El vicepresidente del Episcopado y obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, ha sido llamado a consultas por Rouco Varela

La declaración de los obispos vascos fue acogida ayer con disgusto y sorpresa en el seno de la Conferencia Episcopal. El mensaje fue tomado como un golpe en la línea de flotación de la actual política eclesiástica de Rouco, que pretende impulsar nuevas macrobeatificaciones de mártires de la Guerra Civil. La próxima, probablemente coincidiendo con la visita de Benedicto XVI a Madrid, en 2011.

Fuentes episcopales consideran que se trata de la última "perla" que el obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, lanza contra Rouco antes de ser relevado en su puesto. La consideración a los curas vascos no fue siquiera planteada durante la tradicional recepción en la Nunciatura Apostólica del pasado lunes.

El anuncio del funeral por los 14 curas y su rehabilitación eclesial cogió a la cúpula eclesial fuera de España. El cardenal Rouco se encuentra en Siria, enviado por Benedicto XVI para clausurar el Año Paulino, mientras que Martínez Camino se encuentra en París, participando en unas jornadas de diálogo judeo-cristiano.

La Conferencia Episcopal convocó el "gabinete de crisis" del que salieron dos conclusiones. La primera, silencio informativo; la segunda, llamada a consultas al vicepresidente del Episcopado y obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez. En todo caso, consideran que, "el mal ya está hecho, y la misa en honor de los 14 se va a dar".
"Limpieza a fondo de nacionalistas"

La ocupación de Guipúzcoa por los golpistas conllevó una "limpieza a fondo de nacionalistas" que se llevó por delante a más de una docena de curas, tal y como recoge el historiador Julián Casanova en La Iglesia de Franco (Crítica).

El cardenal Isidro Gomá pidió a Franco que parara la sangría de los curas y el general, "desagradablemente sorprendido", le contestó textualmente: "Tenga Su Eminencia la seguridad de que esto queda cortado inmediatamente". Gomá no hizo nada por el millar restante de civiles paseados en el resto de Guipúzcoa.

Casanova opinó ayer que la declaración pionera de los obispos vascos debería empujar a la Iglesia a recordar también al resto de víctimas de Franco. "Es bueno que se conozca esta historia, para que se sepa que la Iglesia no movió un dedo para frenar el resto de fusilamientos", añadió.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal