Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

jueves, 17 de septiembre de 2009

Homenaje póstumo al represaliado en Cornazo

Aparece el esqueleto de un hombre joven que podría corresponderse con el del vigués Manuel Álvarez Silva





Esqueleto que puede pertenecer a Manuel Álvarez Silva // J.L.Oubiña


La paciencia de los voluntarios de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha permitido localizar los huesos de un hombre joven en el lugar en que el 12 de noviembre de 1938 fue enterrado el vigués Manuel Álvarez Silva, fusilado en Lobeira junto al grovense, Perfecto Allo. A eso de las seis de la tarde se hallaron partes de un fémur conectado a una tibia, un peroné y una cadera. Luego se descubrió todo el esqueleto y unos vecinos dijeron que es el punto donde se enterró a este vigués hace nada menos que 71 años.

A.T. - VILAGARCÍA Los tres hijos estaban presentes cuando los seis expertos de la ARMH topaban un esqueleto que reúne las características físicas y de edad del vigués Manuel Álvarez Silva, fusilado en Monte Lobeira el 12 de noviembre de 1938, a los 33 años de edad. El hallazgo se produjo en torno a las seis de la tarde después de dia y medio de excavaciones en el cementerio de Cornazo.
La alegría de Manuel, Elvira y Carmen Álvarez Taibo fue patente pues podrán cumplir con su ilusión de que los restos mortales de su padre reposen en el cementerio de Bouzas junto a su esposa, la catoirense Rosa Taibo quien sufrió grandes penalidades para poder sacar adelante a la familia tras la Guerra Civil.
La historia de Manuel Álvarez Silva es igual a la de muchos represaliados en la contienda española. Era albañil y estaba afiliado al Partido Comunista. Cuando iba a ser alistado para ir al frente decidió fugarse y se escondió en Cornazo (Vilagarcía) donde tenía amigos y familiares de su esposa, natural de Catoira.
Las circunstancias hicieron que fuese descubierto y de inmediato le fusilaron en Lobeira, muy cerca de donde hasta hoy estuvo enterrado.
Unas vecinas del lugar localizaron los cadáveres en el monte y cargadas de coraje decidieron envolverlos en sábanas y trasladarlos en una parihuela al cementerio donde les enterraron tras cavar la fosa en tierra.
Pero hasta este respetuoso entierro conllevó represalias. Una de las mujeres que participó en el traslado fue castigada con un corte del pelo al cero, según confirmó su hija, la edil de Esquerda Unida, Dolores Cuevas.
Santiago Macías, vicepresidente de la asociación, que se encuentra en Vilagarcía, explica que "todos los indicios apuntan a que se trata de él".
De hecho, asegura, se ha preguntado a muchos vecinos de la parroquia sobre diversas circunstancias que pudieran alterar esta hipótesis. Macías afirma que nadie en el pueblo recuerda ningún otro enterramiento de una persona joven en dicho lugar.
Ello hace más probable que el hallazgo de ayer por la tarde tenga visos de verosimilitud, aunque quedan muchas pruebas por hacer. Esta misma mañana se dará por concluída la exhumación y los restos mortales se llevarán al laboratorio de Ponferrada donde se practicarán las pruebas forenses.
Por el momento se tienen pistas como la altura de Manuel Álvarez Silva, la edad y una marca en un tobillo como consecuencia de un accidente doméstico que sufrió años antes de ser fusilado. Pero quedan otros datos complementarios como saber de cuantos disparos falleció, algo que sólo se sabrá en función del estado del resto del esqueleto.
En Cornazo se vivió una gran expectación durante todo el día en apoyo de los familiares que presencian los trabajos de exhumación de este comunista.
Muchos fueron los que ayudaron a reconstruir este suceso que conmocionó a la parroquia vilagarciana aquel invierno de 1938.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal