Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

lunes, 5 de octubre de 2009

Homenaje Casavieja 3 de octubre de 2009

Palma de Mallorca a 5 de octubre de 2009

Quizás os pueda extrañar que no hayamos publicado nada todavía del acto de Casavieja en nuestro blog, y la explicación es muy simple, han sido tantas la emociones y experiencias vividas, tantos los documentos escritos, gráficos, audiovisuales, los testimonios, opiniones y comentarios recopilados, que durante todo el viaje de regreso de Casavieja a Madrid estuvimos pensando y planteándonos cómo efectuar un reportaje que fuera acorde con todo el material que tenemos. Así que decidimos terminar de recoger toda la documentación durante estos días y analizarla, estructurarla y efectuar un monográfico de cómo ha sido este fin de semana para nosotros, qué ha representado estar y participar en los actos; y por supuesto, ofreceros toda la información detallada de los mismos. Así que amigos, perdonad que nos demoremos pero la ocasión lo requiere.

De todos modos, aprovecho la ocasión, y posterior a estas palabras que no quiero dejar de manifestar públicamente, y que a buen seguro serán corroboradas por el resto de miembros, os añadiremos los enlaces aparecidos en prensa hasta el día de hoy.

Ahora sólo quiero expresar nuestro más sincero agradecimiento, en nombre de mi hija (que me acompañó y consiguió asistir en su primer acto memorialista, al de Casavieja) y en el mío propio, nuestra gratitud a las nobles gentes de Casavieja que nos han recibido con los brazos y el corazón abiertos, que nos han dado cobijo, nos han alimentado y nos han cuidado como sólo las buenas gentes saben hacer. No sólo nos han dado una lección de hospitalidad, sino que también lo han hecho de grandeza y civismo con su actitud solidaria, humilde, entregada, agradecida, respetuosa y sobre todo digna.

Han tenido un comportamiento ejemplar, nos han enseñado como se debe pasar página sin olvido. Sin el más mínimo reproche, con el dolor y la rabia contenidos pensando más en la felicidad de haber conseguido dar sepultura enalteciendo a sus familiares, que en el comportamiento infame, de los que tanto tiempo los tuvieron callados y atemorizados.

En Casavieja, pasó algo muy especial que cuesta poder expresar con palabras, pero sé que allí, durante un día entero, este pequeño y maravilloso pueblo de Ávila, ubicado en el hermoso valle del Tiétar, se convirtió en la capital de la memoria, de la reparación, de la justicia, de la decencia y decoro representado en sus gentes, que dieron todo un maravilloso ejemplo de cómo pasar página y cerrar heridas, sin que temblaran los cimientos de una nación y Estado, que por otra parte, los tuvo olvidados durante setenta y tres años, y que les debía como mínimo una jornada como esta.

En Casavieja, vi bailar encima de la tierra ignominiosa que sepultó a Román Martín, Pedro Muñoz, Juan Sánchez, Victoriano Jiménez, Gabino Rodríguez, Félix Fuentes, Florentino Castillo, Leoncio Sánchez; y a los que no sepultó, pero que también estuvieron presentes, los compañeros de Mijares, Victoria Sánchez, Victoria Muñoz, Mauricio Fuentes, Joaquín Blasco, Melitón Núñez, Ignacio Sánchez y Domingo Jiménez, al dolor con la alegría, al perdón con la rabia contenida, a la dignidad con el oprobio y a la memoria con el olvido, con la música de la justicia en boca de los silenciados. En Casavieja, vi pasar de largo al dolor y marcharse a otras tierras infames para dejar descasar por fin a sus gentes y dejarles dormir el sueño de los justos.

Los actos de Casavieja han sido organizados por y para los familiares, por ello no voy a cometer el error de nombrar a nadie, sobre todo, porque no quiero que la traidora memoria me falle y omitir ni a uno solo de los familiares y participantes.

Así que permitidme una vez más que les de las gracias en nombre de todos los que tuvimos la suerte de compartir con ellos esos momentos tan especiales, y también, de parte de todos aquellos que sin poder asistir, nos enviaron mensajes de aliento y apoyo para todos ellos. Gracias a todos, y sobre todo, gracias a ellos por habernos invitado y recibido con los brazos abiertos. Gracias a ellos, a los verdaderos protagonistas, los dignos herederos de los que entregaron sus vidas que injustamentels fueron arrebatadas. Por lo tanto, gracias y mil gracias de nuevo. Y aunque a alguien le pueda parecer un texto sensiblero, sólo se me ocurriría decirle: “Tú, no estuviste en Casavieja…” y esto no es un manifiesto, ni artículo, sólo es una carta de agradecimiento PERSONAL.

Nuestra historia queda ligada para siempre a la historia de Casavieja…, nos han robado un pedazo del corazón, y nos ha hermanado de tal modo, que no dudéis que el Valle del Tiétar volverá a vernos más pronto que tarde.

Un abrazo fraternal y todo nuestro cariño a las nobles gentes de Casavieja. Ha sido un orgullo y un verdadero placer haberos conocido.

Que el roble crezca sano, alto, hermoso, robusto; que mantenga la rectitud y el mismo porte noble como el de la gente que lo plantó. Que el mismo sea el recuerdo permanente de lo que nunca tuvo que haber sucedido, pero sucedió.

Un abrazo fraternal a todos y… ¡Un poquito de república! Vosotros ya me entendéis…

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de La Memoria Viva

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal