Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

martes, 18 de marzo de 2008

MIGUEL PADIAL Hasta siempre compañero guerrillero!!

Ha muerto Miguel Padial ¡hasta siempre compañero guerrillero!


Miguel Padial ¡ hasta siempre, compañero guerrillero !

Ha fallecido en Madrid Miguel Padial Martín, último superviviente de la
guerrilla de la Agrupación de Granada tras la derrota de la República en
el 39.

Miguel nació en Alhama de Granada el día 14 de diciembre de 1922. Cuando
finaliza la guerra civil tiene 17 años. Su padre está en la cárcel
condenado a muerte, sus hermanas, por no poderlas atender la madre,
fueron llevadas a un convento, y él tuvo que realizar tres años de
servicio militar franquista. A los veinte años, ante la imposibilidad de
vivir en su pueblo, sin trabajo, señalado como hijo de rojo y rodeado de
la miseria que dejó la guerra en aquellos lugares, decidió ir a
Barcelona. En el año 1947 decide regresar a las sierras de su Granada e
incorporarse a la lucha armada contra la Dictadura. Perteneció al
Ejército Nacional Guerrillero, Agrupación Guerrillera de Granada,
compuesta por ciento cincuenta personas cuyo campamento central estaba en
el cerro Lucero, situado en la sierra de Almijara.

Dos años en los que se sucedieron los combates y enfrentamientos con la
guardia civil, se desgastaron suelas de goma y se añoraba un sueño
tranquilo. Caminar de noche, dormir de día, haciendo guardias
permanentes, alertas a posibles traiciones y soportando el hambre y el
frío.

Miguel y un grupo de compañeros, tras producirse la caída de José Muñoz
Lozano "comandante Roberto", jefe de la Agrupación, y tener lugar la
detención de casi todos los enlaces y puntos de apoyo, catástrofe de la
que no se recuperaría jamás, decidieron salir hacia Francia. Miguel nunca
llegó, fue detenido en Barcelona y condenado a treinta años de cárcel, de
los que permaneció once entre las prisiones de Granada, Puerto de Santa
María y Alcalá de Henares. En Alcalá de Henares también estaba presa otra
guerrillera de la Agrupación de Levante y Aragón, Amada Martínez,
coincidieron en la misma cárcel, sin poder llegar a verse en todos
aquellos años, y cuando Miguel salió en libertad, el 21 de mayo de 1960,
contrajeron matrimonio. Amada había salido libre en octubre de 1959.

Miguel volvió a ser detenido el 29 de abril de 1968 permaneciendo en la
cárcel hasta el 3 de enero de 1972, esta vez por la lucha sindical y por
su pertenencia al PCE y condenado a ocho años, de los que cumplió cuatro,
dos en la cárcel de Carabanchel y dos en la de Segovia. Quince años de
vida en las cárceles franquistas fue el precio que Miguel pago por luchar
por la libertad y la democracia.

Miguel Padial trabajó algún tiempo como obrero del ramo de las artes
gráficas, despedido por su pasado militante de diferentes empresas, pasó
al ramo de la construcción en el que trabajó el resto de su vida laboral,
mientras no estuvo preso de las cárceles de la Dictadura. A la salida de
la cárcel, tras su primera condena, pasó enormes dificultades en el
Madrid de los años 60, acogido al apoyo que pudieron darle compañeros de
la lucha antifranquista en iguales condiciones que él.

Tras la llegada de la democracia Miguel, su compañera Amada, y sus muchos
familiares y amigos que habían luchado en la resistencia armada al
franquismo vieron frustradas las esperanzas de un reconocimiento de su
ardua y dura labor. Desde las filas de la Asociación Archivo Guerra y
Exilio (AGE) reivindicó durante años la memoria de la guerrilla
antifranquista y pudo ver recogido un pequeño recorrido por su memoria en
la exposición que sobre él y su compañera Amada organizó la Asociación en
el año 2003 en Mantiel, un pueblito de Guadalajara. Miguel Padial fue, por
encima de todo, un hombre bueno.

Dolores Cabra
Secretaria General de AGE

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal