Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

martes, 25 de agosto de 2009

LICINIO MORALES GOMEZ

Creemos que nació en San Esteban de Valle (Avila) era médico y tenía un pequeño negocio allí. Se casó con Leonor Perez (maestra de escuela) y tuvieron 4 hijos. El mayor (Zósimo) también se incorporó a filas y desapareció. Licinio era capitán o teniente del ejercito republicano en Madrid. Permaneció preso 7 años y su útima carta comienza así: En capilla a 10 de junio de 1943..."
(Testimonio familiar)
"(...) Ahora salgo para Yeserías y seguramente mañana me trasladan a Porlier a la provisional donde sólo comunicamos los lunes y por lo tanto me alejo de vosotras, mañana por la mañana podemos aun comunicar en Yeserías. Lo primero que tenéis que hacer es ir al defensor …… y que él os oriente de lo que tenéis que hacer y cómo es abogado él mismo tiene que hacer el escrito para el capitán general de indulto . Lo primero que hacen es pedir informes al pueblo y si informan bien me conmutarán y si informan mal me fusilan (...)"



"En Capilla a las 12 horas de la noche del día 10 de Junio de 1943.
A mi queridísima Leonor: Nadie como tú sabes el bien que siempre quise hacer por la humanidad, que fui incapaz de cometer un crimen sólo deseo que esto quede a mi memoria, mi honradez …. Siento morir sólo por ti como madre de mis hijas y esposa querida. Procura ser fuerte y vivir para que la educación de nuestras hijas sea modelo de virtudes: Cuida de ellas que ellas cuidarán de ti porque mi Porfidia hija de mi corazón eres una santa e igual que atendiste a tu papá hasta morir cuida de tu madre. Raquelita siento no haberte visto tanto tiempo lo mismo que digo a Porfi es para ti también y como mi Coralito es tan pequeñita sólo tendrá recuerdos remotos de su papá pero vosotras sabréis cuidarla y hacerla mujer. No pensé nunca que me matarían por tener la conciencia tranquila de haberlo sabido os hubiera orientado para que pudieráis vivir de nuestra industria. Todos mis anhelos se acabaron(...)"

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal