Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

lunes, 3 de septiembre de 2007

TESTIMONIO DE UN EXILIADO EN LA ARGENTINA

No fue publicado en ningún diario, pero es una historia de vida de una familia y su exilio que merece ser difundida, más aún si el que escribe este texto es un niño que sufrió la guerra civil española y los años de postguerra hasta 1949 en que se exilió en la Argentina.

Buenos Aires, 18 de marzo de 2004.

Señor Director:

Testimonio de un exiliado en la Argentina por ser hijo, sobrino nieto, hermano de republicanos asesinados, fusilados y desaparecido respectivamente.Como tantos chicos , finalizada la Guerra Civil Española y luego de duros años de posguerra tildado de “rojo” entre mis amigos y compañeros de colegio, tuve que abandonar España en 1949. Dejaba lo que más quería en la vida y veneraba: Mi padre, mi hermano y mis dos tíos abuelos. Hombres buenos, honrados como pocos, dicho por propios, ajenos y enemigos (1) Se quedaban solos en el cementerio. Me preguntaba porqué, Dios Mío?. Qué nos pasó?. No encontraba respuesta. Hoy, aquí, en Buenos Aires, sigo sin tenerla.

La paz que tanto se dice reinó...solamente fue para unos y no para todos. Los míos solo quienes habían muerto, víctimas del “morbus ibericus” quizá la encontraron... Los vencedores impusieron la suya sin generosidad, altura y grandeza de alma. Los que fueron agraviados no tuvieron caridad ni perdonaron. Toda la literatura oficial, sesgo ideológico mediante, condenó sin atenuantes a los vencidos.

Los años pasaron. El tiempo, se dice, todo lo cura. La distancia, además, borra el recuerdo. De niño, hombre me hice en esta bendita Argentina. Por años, soy más argentino que español. Pero la infancia no se olvida. Madrid, el Liceo Francés, la nieve, los sabañones, las ensaimadas, el café de achicoria, los churros, el Aprendiz de Río, La Glorieta de Quevedo, en fin, por siempre “colchonero de alma”. Los viajes a Alcalá de Henares, cuando la Virgen de la Merced, para pasar el día en la cárcel con El , mi papá querido y adorado (1940/43). En la carpintería de la cárcel me armaba juguetes de madera, trencitos, cajitas...conociendo ya el destino de su hijo mayor desaparecido como teniente médico en la Batalla de Teruel a la tierna edad de 24 años. Cuanto habrás sufrido!!.

Es cierto, lo que fue malo, el recuerdo infantil lo transforma en lágrimas de agradecimiento por esos tiempos vividos. Era feliz en esos momentos. No puedo, a Dios gracias, olvidar cuando junto con mi madre esperé su salida de la cárcel rumbo al destierro. “Estaba encorvado, más chico y todo su pelo blanco”..Qué te habían hecho estos reverendos malditos!! . Partió a Puerto Pasajes en San Sebastián con un perro que vivía en la cárcel llamado “Chiqui” al destierro.

Es cierto, todos son recuerdos que te golpean melancólicamente el corazón y el alma haciendo todo más entrañable, más limpio.

Quedan las cicatrices, cerradas, pero siempre a la vista. Mis tíos Elías fusilado en Lumbrales por “rojo” teniendo entre sus manos el rosario, Luis en Astorga, recibe el paseo. Lo denuncia un compañero para salvarse acusándolo de ser masón (2) que lo era, pero fue fusilado por pensar diferente. Mi hermano Vicente, 24 años, médico en el frente de Teruel sin conocerse hasta hoy su sepultura. Padre que pasa desde el 39 por la prisión de San Antón, luego Alcalá, destierro a Pasajes y cuando regresa en 1945 me lo matan, consigue trabajo en el sindicato de pescadores de Puerto Pasajes y es en Madrid cuando tramitando documentación para ese sindicato encuentra su muerte. Cae (es tirado) por las escaleras de la Dirección General de Pesca. Molestaba, por supuesto, otra vez este Vicente defendiendo derechos de trabajadores?. Si hasta creó un guante especial para que no se lastimaran las manos y hasta rechazó en numerosas ocasiones el ofrecimiento de sus compañeros de trasladarlo a Francia. Mi hermana Luisa que trabajaba en la Casa del Socorro es secuestrada y torturada por la checa acusada por un primo (alguien de su propia familia!!) en 1940.

Emigramos, nuevo destierro, raíz rota. Hoy por años y con autoridad moral quiero contarle los recuerdos de viejo en años y muy, muy joven de alma y corazón. Me ayuda el hecho de ser profesor universitario y estar continuamente rodeado de jóvenes. Optimista irreprimible siento que todos los que hemos padecido lo mismo estamos rodeados de un entorno , un vacío de quienes piensan en cosas de viejos. Puede ser...pero me duele España, no la de ayer sino, posiblemente la de hoy “Vox clamans in deserto”...

Hablo de vejez porque mi hija que fue al PSOE para averiguar sobre la votación, preguntó sobre la memoria histórica y su reivindicación y le dijeron: “Oye, somos socialistas y por eso tenemos memoria, pero nada más. La guerra civil española es algo VIEJO y nosotros miramos para adelante.” Los grandes socialistas, de izquierda “mal llamados” siguen la postura del olvido y la tergiversación. Mal que les pese, la memoria de un pueblo no es dejada atrás por voluntad de uno, dos partidos políticos. Seguiremos luchando, quedan los descendientes y la antorcha será transmitida a los descendientes de nuestros descendientes”. No pretendo revanchismo porque ello no conduce a nada.

Para construir la verdadera España se necesitan políticos y estadistas de raza. No hacedores de votos, prebendas y empleos. Todo lo actuado de 1939 a hoy ha sido no afrontar la Verdad. Porque ella es UNICA E INDIVISIBLE. NO HAY NI EXISTE OTRA.

Los VENCIDOS queremos reparación de acuerdo a derecho, recuperar la honra por ser vencidos, sacar la tacha moral inicua e injusta. Esto no se arregla con compensaciones económicas.

La soberbia del poder ciega. Los que hoy están no abren España a la Historia, la auténtica, la que duele, ilumina, honra, da serenidad al espíritu, descanso después de tantos años.

No hay paz sino es lograda por consenso. Los que perdimos tenemos derechos inalienables, imprescriptibles, no abstractos sino concretos : Saber donde están nuestros muertos para honrarlos, revisión de sentencias judiciales y otros.

Solamente viviendo en conciencia, respeto, sin discriminaciones ni exclusiones hacen posible una España, una Patria Grande para todos y de todos.

Lo saludo muy atte.

Perdón por la extensión.

Benjamín García Holgado

Abogado-Doctor en Derecho

Doctor en Historia

Doctor en Sociología

Universidad de Buenos Aires (U.B.A.)

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal