Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

viernes, 17 de agosto de 2007

VICENTE GARCIA HOLGADO PADRE SUMARIO







Difundo documentación sobre mi abuelo, y de esta forma agradeceré eternamente a todas aquellas personas que me han ayudado a obtenerla, confiando en mí en la distancia, sin conocerme personalmente, pero sabiendo que todos estamos en la misma lucha.

Palabras que dentro de un artículo dedica Mónica Oporto resumiendo los avatares de un luchador, él cuál de ninguna forma es el único. Mónica Oporto es historiadora, una gran escritora, que supo describir a mi familia entera con gran ternura, y por supuesto con su don de la pluma. Gracias Mónica!!

En La Fregeneda había nacido un 21 de julio de 1895, Vicente García Holgado.

Sus padres, Vicente García Quincoces y Luisa Holgado Romero, se sintieron orgullosos de ver a su hijo llegar a funcionario de Correos y Telégrafos en Madrid, a la par que militaba en el Par-tido Comunista del cual llegó a Secretario de Propaganda y Agi-tación.

Vicente no se acobardó cuando la guerra civil estalló y continuó su lucha en las filas del Partido. Lo paradójico resulta que, una vez finalizada la guerra, fue detenido y encarceladeo por el delito de "auxilio a la rebelión" -delito que suena mas a ven-ganza tardía- y por el que recibió una pena de "12 años y un día" en la Prisión de Alcalá de Henares.

Logra la libertad condicional y lo exilian en San Sebastián -país Vasco- localidad cercana al Mar Cantábrico, región marcada por la actividad pesquera. Allí Vicente continua con su mili-tancia, que lo relaciona con las cooperativas pesqueras de Do-nostia. Ya no regresa su trabajo en correos pues en 1939 le dan de baja, prohibiéndole por siempre ejercer cualquier cargo pú-blico.

Comienza la actividad sindical a favor de los pescadores y pe-queños empresarios y, producto de su imparable actividad, crea un guante especial para evitar que los pescadores dañaran sus manos mientras realizaban sus tareas.

Es claro que genio semejante sería seguido y vigilado de cerca por los triunfantes franquistas a la expectativa de ejercer la represalia sobre tan activo militante de la vida. Por tal moti-vo, Vicente recibió varias veces el ofrecimiento de pasar a Francia, dada la corta distancia que separa, por mar, a España del país vecino. Sin embargo decidió quedarse.

Lo asesinaron cuando efectuaba incansables trámites en la Direc-ción de Pesca en Madrid. Buscaba evitar que los pescadores de la Cooperativa de Pesca de Altura fueran obligados a afiliarse al verticalista sindicato franquista.

"

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal