Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

miércoles, 18 de marzo de 2009

Carta a Eudaldo Serrano Recio de su hermano Daniel

Carta a Eudaldo Serrano Recio de su hermano Daniel.

Contigo, hermano Eudaldo,
¡ Cuàntos momentos inolvidables otrora compartí !
Al amanecer tù y yo salíamos en carro de la Barrera,
Y juntos, aùn adormecidos , llegàbamos bajo las encinas
Del Monte Alamín.
Allí segàbamos las mieses y una vez cargadas, antes de seguir cortando, me encomendabas no desviarme con la yunta mansa de vacas amaestradas, por la Carretera larga de Méntrida, hasta llegar,
Entrada la mañana, a la era donde Padre esperaba el carro para trillar.
¡ Qué asombro el de los torreños viéndome pasar, tan mocito y con tamaños haces, que tan bien sabías acumular !
Era nuestra vida, laboriosa y fecunda hasta septiembre del 36.

Cuidaste de mí, me diste la mano.
Hasta dibujaste para mí las letras de mi nombre para que el maestro no me castigara, aquel día en que, niño, rompí las que él me hizo.

En una bicicleta, juntos, fuimos a ver a Carmen a Navalcarnero.
¡ Qué paseo alegre fue aquel ! ¡ Qué buena hermana, quien vino a la càrcel a vernos después !

En efecto, por España arreció en julio el vendaval y aniquiló tantos esfuerzos de Justicia y Libertad de quienes luchastéis en aquel pueblo cercano al río Alberche, tan rico de viñas, olivos, huertas y trigales.
Te vi luchar y organizar, soñar, sonreír y esperar, pero la fuerza bruta y criminal pudo con tanta humanidad y destrozó la flor maravillosa que germinó para todos de la Igualdad.

En Yeserías nos mantuvieron un tiempo juntos : hermanos fuimos hasta el final.
Aùn me asombran aquellos crímenes cometidos al amanecer por odio y ferocidad, por incomprensión de nuestro proyecto de amor y de paz.
Setenta y tres años después, aquel noble proyecto que llevaste hasta el final, de difundir las luces y el bienestar, aquel noble ideal que me inculcaste, nada perdió de su valor .
Contigo y por tí, Eudaldo, líder del pueblo, que es el sentido de tu nombre en un idioma antiguo, hermano amado, siempre luché, seguiré luchando y espero que aùn muchos lucharàn.

Daniel Serrano Recio, París, 6 de marzo de 2009

Etiquetas:

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola. Soy una periodista de La Tribuna de Toledo. Me dedico a escribir reportajes sobre Memoria Histórica y estoy investigando varias historias de deportados toledanos a campos de concentración. Me gustaría ponerme en contacto con el hermano de Edualdo o con Rose-Marie para poder contar con su testimonio. Mi correo electrónico martigata28@hotmail.com Gracias.

17 de enero de 2011, 9:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal