Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

jueves, 30 de julio de 2009

EEUU se compromete a entregar a la Audiencia Nacional a los tres nazis
Efe | Madrid
Actualizado domingo 05/07/2009 14:06 horasDisminuye el tamaño del texto Aumenta el tamaño del texto
La Justicia estadounidense se ha comprometido con la Fiscalía de la Audiencia Nacional a entregar a España a los ex guardias de las SS Johan Leprich, Anton Tittjung y Josias Kumpf cuando lo pida el juez Ismael Moreno, que investiga una querella de supervivientes españoles de los campos de Mauthausen, Sachsenhausen y Flossenburg.

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, ha resumido así los logros obtenidos en la reunión que mantuvo el pasado 2 de junio en Washington con representantes de la Oficina de Investigaciones Especiales del Departamento de Justicia de Estados Unidos (OSI, por sus siglas en inglés), creada en 1979 para detectar, investigar y procesar a cualquier residente en ese país que haya estado involucrado con el régimen nazi.

En esa reunión, el director de la OSI aseguró a Zaragoza que la extradición de los tres supuestos miembros de la organización SS Totenkopf-Sturmbann ('Batallón de la Calavera') -que residen en Estados Unidos, aunque éste país les retiró la nacionalidad al conocer su pasado nazi-, sería "inmediata" y se pondría en marcha en el momento en que la pidiera el juez Moreno.

Hace más de un mes, el 29 de mayo, la Fiscalía pidió al magistrado que dictara una orden de detención internacional y de ingreso en prisión contra Leprich, Tittjung y Kumpf por un delito de genocidio en grado de complicidad a través de su actividad en los mencionados campos de concentración en los que estuvieron prisioneros más de 7.000 españoles.

El juez aún no ha resuelto esta petición a la espera de la traducción de una serie de documentación, trámite que Zaragoza quiere que se agilice para no dilatar la solicitud de entrega de los tres.

Según le explicaron al fiscal jefe en Washington, la situación irregular en la que se encuentran en Estados Unidos tras haber perdido la nacionalidad facilita la entrega, como ha sido el caso de otro ex guardia nazi, Iwan Demjanjuk, entregado recientemente a Alemania por la Justicia estadounidense.

Demjanjuk es el cuarto guardia de las SS que aparece en la querella que tramita Moreno, pero la Fiscalía, al pedir la captura de los otros tres, ya indicó que "no procede de momento" acordar su detención tras haber "tenido noticia de su entrega Alemania".

Zaragoza cree que los otros tres, para evitar su extradición a España, utilizarán los mismos argumentos empleados por Demjanjuk para no ser entregado a Alemania: la edad avanzada (superan los 80 años) y problemas de salud.

La edad no ha sido obstáculo para entregar a Demjanjuk y Zaragoza asegura que tampoco lo será para sus tres compañeros, por lo que, ante la posibilidad de que se les juzgue en España, preguntó a los representantes de la OSI de qué forma Estados Unidos puede aportar a esta causa los documentos que acreditan su pasado nazi, y que incluyen huellas dactilares suyas, y de qué expertos puede disponer.

Para el fiscal jefe este es un caso "arquetípico" de Justicia Universal, ya que aborda uno de los paradigmas de los crímenes contra la Humanidad como fueron los perpetrados en la Segunda Guerra Mundial y es de los pocos de este tipo abiertos en la Audiencia Nacional que cumple los requisitos de la reciente reforma que limita la aplicación del principio de jurisdicción universal a la presencia de víctimas o intereses españoles.

De hecho, en su solicitud de detención, la Fiscalía destacaba que la Audiencia Nacional era competente para investigar estos hechos por ser constitutivos de un delito de genocidio y porque "existe un elemento de conexión (...) al disfrutar las víctimas de la nacionalidad española", ya que en el campo de Mauthausen estuvieron prisioneros más de 7.000 españoles, de los que 4.300 murieron, y en Sachsenhausen y Flossenburg hubo también miles de españoles entre 1942 y 1945.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal