Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

martes, 2 de octubre de 2007

HACER MEMORIA


HACER MEMORIA:” La memoria, el recuerdo, nos enriquece. El olvido nos empobrece.

La memoria, el recuerdo, nos hace grandes: el olvido nos empequeñece.

Cuando se cuenta el pasado no se lo revive, se lo reconstruye. Lo cual no quiere decir que se lo invente. No es una mentira. Por el contrario, incluso para elaborar un relato se utilizan elementos del pasado. Pero no todo se vuelve un acontecimiento de vida. Sólo se memoriza aquello a lo cual hemos sido sensibles.

Decir las cosas es vivirlas una vez más pero de otra manera. Es revivir una emoción atribuida a un acontecimiento aunque ya no sea el mismo que se sintió en el momento que se produjo, puesto que hay que evocarla y retocarla para comunicársela a alguien, para compartirla con un oyente o un lector.

Decir nuestra propia historia nos crea un sentimiento de nosotros mismos coherente.

La historización es un proceso de cura, que es necesario para la construcción de toda identidad individual o colectiva.

El olvido nos sumerge en un eterno presente. La memoria es tiempo...nos da el tiempo, nos permite conectarnos con el pasado y por ende nos permite proyectarnos hacia el futuro.

El olvido es muerte, la memoria es vida.

Memoria, olvido, fenómenos casi mágicos y enigmáticos estudiados por el psicoanálisis.

Se olvida lo que tiene algo de impactante para el yo, de tal modo que éste se defiende de ese contenido “peligroso”, lo reprime por amenazante...Pero lo olvidado retorna. Lo reprimido retorna y repite.

Memoria, recuerdo que nos devuelve el pasado,.

No tenemos acceso a la memoria como tal sino a los recuerdos, y esos recuerdos están permanentemente sometidos a reelaboraciones, siempre son fuentes construídas en el presente, mediadas por las ideologías y las presiones sociales del presente. Para algunos el recuerdo es una herida abierta, recordar es una experiencia de dolor permanente. Sin embargo, se da la particularidad de que ciertas memorias deben ser recuperadas para que determinados hechos no vuelvan a repetirse: tienen un valor de enseñanza. Nuestro país se ha caracterizado por imponer activas políticas de olvido...Sabemos que las sociedades no pueden vivir recordando todo, pero, si perdemos nuestra memoria, perdemos nuestra identidad.

Si no recuperamos nuestra historia, no sólo quedamos definitivamente huérfanos, sino que privamos de futuro a las generaciones jóvenes.

Desde esta perspectiva tal vez la tarea de los intelectuales consista en la recomposición de las vías para evitar que el malestar sobrante que acompaña el sufrimiento que hemos denominado “dolor país” devore su pensamiento, e la posibilidad de instrumentar nuevas preguntas con respecto a la historia pero sin que la nostalgia por el pasado o el presente inunde las posibilidades creativas”

Entre Franco y Perón Memoria e Identidad del exilio republicano español en Argentina”. Autor “Dora Schwarzstein”. Editorial “Crítica

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal