Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

sábado, 13 de diciembre de 2008

Justificando la inmunidad por Vicenc Navarro

Justificando la inmunidad

VICENÇ NAVARRO (Catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Pompeu Fabra) - Barcelona - 29/11/2008

Javier Pradera, en su artículo titulado Un viaje alucinógeno (publicado en EL PAÍS el 23 de noviembre), se opone al enjuiciamiento de los responsables del genocidio que llevó a cabo el general Franco y sus aliados, definiendo como absurdo el argumento de imprescriptibilidad utilizado por el juez Garzón, que considera tal delito como un "crimen contra la humanidad" y como tal no sujeto a límites de calendario. Pradera basa su diagnóstico de absurdidad en que por mucho que los tribunales internacionales digan que tales crímenes nunca son prescriptibles, aquí estamos en España y sin transposición interna no vale ningún tribunal internacional. Voces hay en el campo jurídico que cuestionan tal opinión.

Pero lo que considero alucinógeno es que tal argumento se utilice para negar la existencia de un juicio (como ha ocurrido en otros países que sufrieron dictaduras fascistas y nazis) que tendría un gran valor para la higiene democrática del país. Es más, referirse a otra ley, la Ley de Amnistía, como justificante de que no se realice el juicio es ignorar que la propia Ley de Amnistía era una ley que traducía la enorme debilidad de las izquierdas, consecuencia de la propia existencia de la dictadura. El hecho de que la aprobaran y la derecha se abstuviera es el mejor indicador de que los primeros querían sacar a los suyos de las cárceles, mientras que los segundos se sentían suficientemente seguros (controlaban los aparatos del Estado) para no necesitar una ley de punto final.

Resulta que, a la larga, está protegiendo más a las derechas que a las izquierdas. ¿Duda alguien de que si la transición hubiera sido consecuencia de la derrota de los vencedores, hoy España tendría otra Constitución, y habría habido un enjuiciamiento de los responsables de aquel genocidio? Argumentos como el de Pradera justificarían que Núremberg nunca hubiera tenido lugar.
__._,_.___

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal