Nombre:
Lugar: Buenos Aires, Argentina

Dedicado a los luchadores en la guerra civil española y en la postguerra en defensa de un mundo mejor, aquellos que defendieron un gobierno legítimamente constituído. A través de estos tres blog difundiré testimonios que forman parte de nuestra memoria histórica, escritos sobre los derechos humanos en la Argentina , en España, en Latinoamericana, experiencias del exilio y sobre todo aquello en lo que pueda ayudar a través de la palabra escrita en pos de luchar contra el silencio y el olvido que se cierne sobre la sociedad española de hoy. autorizaron a su publicación. Inés García Holgado

viernes, 13 de marzo de 2009

La negativa de un familiar hace peligrar la exhumación de los "ocho de Benagéber"

La negativa de un familiar hace peligrar la exhumación de los "ocho de Benagéber"
La sobrina del maquis Manuel Torres rechaza la excavación y dice que deben seguir juntos

Comunitat Valenciana


Rafel Montaner, Valencia
Sebastiana Ortega Torres, sobrina del guerrillero Manuel Torres Hervás, una de las ocho víctimas del franquismo enterradas en la fosa común del cementerio municipal de Benagéber rechaza que se exhumen los restos de esta tumba. La fosa guarda los cuerpos de tres maquis y cinco trabajadores de las obras del pantano que fueron asesinados por la Guardia Civil en una operación de castigo contra la guerrilla en marzo de 1947. Una agrupación de familiares, constituida por cuatro hijos de tres de los represaliados, acaba de solicitar al ayuntamiento que autorice la excavación para poder recuperar los restos de sus allegados en base a la Ley de Memoria Histórica.
La sobrina de Torres, hija de la hermana de este maquis natural de Vilches (Jaén), esta representada por el Equipo Nizkor, una organización internacional de defensa de los Derechos Humanos. El equipo Nizkor ha enviado un escrito al alcalde de Benagéber en el que se opone "a que se realice cualquier desenterramiento o exhumación en la mencionada fosa".
Sebastiana, que vive en Madrid, explica por teléfono que piensa "igual que la sobrina de García Lorca -que también rechaza que se abra la fosa donde supuestamente esta enterrado el poeta-, y no quiero que lo saquen de donde lo enterraron: los mataron juntos y deben permanecer juntos".
La Ley de Memoria Histórica establece que las exhumaciones de desaparecidos se realizarán a instancia de los familiares directos, además de regular que las excavaciones se someterán a autorización administrativa por parte de la autoridad competente, en este caso el ayuntamiento al tratarse de un cementerio municipal.
En esta autorización, añade la normativa, "deberá ponderarse la existencia de oposición por cualquiera de los descendientes directos de las personas cuyos restos deban ser trasladados".
Sebastiana, que afirma "respetar el sufrimiento de las otras familias", exige que si al final no puede impedir las exhumaciones, éstas "se hagan ante un juez que investigue un crimen que no ha prescrito". Gregorio Dionis, presidente de Nizkor, destaca que "las ejecuciones extrajudiciales cometidas por un régimen ilegal como fue el franquismo han sido calificadas por el Comité de Derechos Humanos de la ONU como crímenes contra la Humanidad y por tanto se trata de un delito que no prescribe nunca".
Dionis señala que la Ley de Memoria, al tratar a los desaparecidos "como restos arqueológicos" y permitir que las exhumaciones se hagan sin la tutela judicial facilita "que se rompa la cadena de pruebas de los crímenes del franquismo". Así pues, Nizkor exige que la fosa se abra bajo una "investigación judicial que identifique a los responsables de estos asesinatos".

Etiquetas: , , , ,

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Comparto plenamente la decisión de Sebastiana. ¿Qué garantía judicial y científica hay de que los restos que les entreguen a los familiares son los que ellos esperan? El alcalde de Benagever afirmó que ya saben "perfectamente" quién es cada uno de los enterrados allí. ¿Cuál es la prueba científica que puede exhibir? Además, al levantar las fosas romperán la cadena de pruebas, lo cual impedirá saber cómo fueron asesinados, lo cual es fundamental para saber la VERDAD. Lo que reclama Sebastiana es, en primer lugar, DIGNIDAD y además, VERDAD y JUSTICIA. Lo que valora aún más su posición es su amoroso acto de respeto por ese desconocido "Cubano", al que Manuel no quiso abandonar y prefirió morir junto a él.No quiere que quede solo en esa fosa, ni que sus huesos vayan a parar a un osario común. Un juez digno e independiente de por medio, y garantías científicas, son dos elementos inexcusables si quieren abrir una fosa. Pero además, hay que respetar la voluntad de un familiar que ha buscado incansablemente y es quien condujo al descubrimiento de esas fosas.

16 de marzo de 2009, 13:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal